Perdida por las calles de Yogjakarta

Esta semana coincidiendo con el primer aniversario del blog,  quería publicar una entrada con una serie de fotografías un tanto especiales para mi realizadas mientras paseaba por las calles de Yogyakarta, sencillamente uno de los momentos que mas me enriqueció personalmente, y espero que podáis llegar a comprender las sensaciones y la visión que tuve de esta impresionante población que hacen que la visita a este increíble destino sea inolvidable.

Esta cuidad es un  caos absoluto, pero dentro de ese caos se respira respeto. Una vez aterrizado el avión en su minúsculo aeropuerto, decidimos coger el autobús que nos llevara al centro de la cuidad donde nos esperaba un sencillo hotelito justo al lado del centro de la cuidad. Ese primer contacto despertó en mi una curiosidad infinita por esta población y su forma de vivir, estaba deseando sacar mi cámara a pasear…las escenas a fotografiar eran miles!! Aunque debido a mis experiencias anteriores decidí conocer un poco de antemano el escenario antes de lanzarme a sacar fotos como loca.

DSC_0551

Yogyakarta es una experiencia única que hay que vivir, lo primero como dije antes por su caos. Ya tenia entendido que le medio de transporte mas común en Indonesia era la moto, pero hasta que no estas allí no te haces a la idea de la cantidad que hay! Lo mejor (aunque no menos arriesgado) es alquilar una moto (lo podemos hacer por la misera cantidad de 3 euros al día) y  vivir esa experiencia. Estar parados en un semáforo rodeados de cientos de motos, con sus conductores mirándote como si fueras un bicho raro… no tiene precio! Aunque si la distancia que tenemos que recorrer no es muy grande, lo mas habitual es que cojamos un becak que son esta especie de carros tirados por las fuertes piernas de unos de sus habitantes. Es una experiencia obligada, ya no solo por la insistencia de sus conductores para que hagas uso de sus servicios, si no porque el paseo merece bastante la pena.

DSC_0494DSC_0572

 

Una vez situada y aclimatada al ambiente de la cuidad, decidí echarme la cámara al cuello y lanzarme a su avenida mas concurrida, la conocida Avenida Malioboro, para mezclarme un poco, echar algunas fotos y empaparme de la cultura javanesa. El resultado… imposible describir. La sonrisa no se me quitaba de la cara. Lo primero por lo atípico del escenario, decenas de batiks decoran los laterales de las calles, cientos de personas pasean, cientos de motos circulan, el ruido, mucho ruido, pero a pesar de ello se respira tranquilidad y sosiego, no hay stress, no hay prisas, de nuevo se hace patente en el ambiente una cosa que creo en Europa hemos perdido totalmente y es el RESPETO.

DSC_0500DSC_0498

Siempre que viajo al sudeste asiático destaco lo mismo, y es la amabilidad y cercanía de su población. En este destino se multiplica por cien. Es imposible ir andando por la calle sin que te paren para ofrecerte su ayuda, o simplemente preguntarte de donde vienes, cosa que les llama realmente la atención, llegando incluso a pedirte hacerse fotos contigo, ya que eres la novedad. Por esa razón, para las personas que nos gusta la fotografía y sobretodo los retratos estamos en el paraíso. Al contrario de otra parte del globo, aquí las personas se ofrecen para posar, llegando incluso a invitarte a hacer fotos de su familia, incluidos los niños!! les encanta que les hagan fotografías, de nuevo no se yo quien se lo pasaba mejor si ellos posando o yo haciendo las fotos!

DSC_0505

 

DSC_0517

 

DSC_0555

 

DSC_0528

Espero os hayan gustado y hayáis podido vivir una pizca de lo que pude experimentar allí.

Borobudur… Una escalera hacia el karma

Saludos a todos!! Ya estamos de vuelta después de un gran parón, pero esta vez ha merecido realmente la espera ya que estoy segura os va a gustar todo lo que tengo en la chistera. Como bien sabéis algunos de los que siguen mi pagina de facebook me he dejado caer por Indonesia. Describir todo lo que he vivido allí es casi imposible ya que este viaje me ha cambiado mi forma de ver las cosas y apreciar valores que a día de hoy ya no se valoran tanto. A la hora de enfocar este viaje en el blog me esta siendo bastante complicado ya que me encantaría mostraros todo lo que ha significado para mi, pero explicarlo con palabras e imágenes es muy muy difícil. Es por ello que intentare mostraros lo que mas me ha impactado, me gustaría haceros participes en cierto modo de lo que remarcaría de mi estancia en los muchos lugares que he visitado.

Para ello vamos a empezar con uno de los lugares que mas paz y tranquilidad me transmitió, ademas de todas las cosas que he aprendido a cerca de esta forma de vivir que es el Budismo… estamos hablando del templo mas grande que existe en el mundo… BORODUDUR.

DSC_0326

Las imágenes que obtuve no fueron para nada lo que esperaba del lugar, ya que lo ideal es visitar el templo al amanecer, pero  el Volcán había hecho erupción días antes, dejando Borodudur cerrado a los visitantes. Al final tuve que dar gracias de poderlo visitar, ya que justo el día que decidimos ir abría al publico sus puertas, por lo que al menos aunque no pude captar toda la magia que puede desprender en ese momento mágico del día pude descubrir unos de los sitios mas espirituales del mundo.

DSC_0486

DSC_0479DSC_0481Una vez ataviados con el salong obligatorio (pañuelo atado a la cintura en señal de respeto) y con un guía para nos cuente un poco la historia nos dirigimos hacia la cima del precioso santuario.  La historia de Borobudur la vas entendiendo según vas ascendiendo a su cima. El templo esta construido de forma piramidal a base de grandes bloques de piedra traída desde los volcanes, de forma que según vas subiendo de nivel vas alcanzando un nivel superior de iluminación espiritual, llegando hasta su cima que seria el karma absoluto.

En los niveles mas bajos podemos ver muchas de las piedras labradas con historias de los suntras Budistas, nuestro guía tuvo el placer de contarnos algunas, experiencia que te hace reflexionar de forma considerable.

DSC_0338

 

Mapa del Templo de Borobudur sombraSegún vas subiendo las plantas van cambiando su forma pasando de la forma rectangular de sus niveles mas bajos a formas redondeadas conforme  vas subiendo, llegando a una esfera perfecta en la cima, lo que tiene un perfecto significado según explicaba antes, ya que según vas subiendo vas adoptando un punto máximo de iluminación, llegando al karma absoluto.

El las paredes nos vamos encontrando a los 504 Budas sentados, admirando el paisaje, cada uno con un mudra diferente.Los mudras son las diferentes posiciones que tienen sus manos, cada una teniendo un significado…es aquí donde resolví todas esas pequeñas sudas que tenia sobre el Budismo, llegando a comprender lo mejor. Este mudra por ejemplo significa la fuerza de la meditación como camino para alcanzar la iluminación.

DSC_0345

DSC_0343

Es curioso ver como a muchos de estos Budas les falta la cabeza, cosa que me llamo mucho la atención y no me pude reprimir a preguntar!! Hubo una gran erupción del volcán lo que provoco el derrumbe de parte del templo, provocando la caída de las cabezas, como siempre personas sin escrúpulos y con intereses puramente económicos decidieron sisar las cabezas dejando a estas figuras solo con el cuerpo. A la hora de hacer la restauración decidieron no restaurar las cabezas para no añadir piezas que no resultaran de la figura original, ya que debo decir los Budas se tallaron a partir de un solo bloque de piedra.

DSC_0465

Por si aun no estábamos lo suficientes ensimismados por el paisaje, la construcción e historia del lugar, llegamos a las terrazas superiores donde esta vez los Buda están cubiertos por una especie de campana de piedra denominadas estupas.

DSC_0351DSC_0368DSC_0378DSC_0414Las experiencias que yo viví ahí arriba son imposibles de describir, el simple hecho de cerrar los ojos por un instante, respirar, volverlos a abrir admirando el espectáculo que tenemos ante los ojos  hace emocionarme, llegando a ser uno de los momentos mas intensos de todo el viaje, transportándome sencillamente a otro nivel donde nada ni nadie importaba, solo yo y la inmensidad del lugar….

DSC_0400

En la cima luce la estupa mas grande, de unos 10 metros de diámetro, la cual actualmente se encuentra vacía, pero la gran pregunta es… siempre ha estado vacía???

DSC_0420

Artísticamente Borobudur representa un claro ejemplo de mezcla de dos artes y creencias diferentes como son la hindi y la Budista, un perfecto ejemplo de lo que nos transmite esta zona del mundo. TOLERANCIA!!!!

Sin duda alguna una experiencia que no podre olvidar nunca, y por supuesto totalmente aconsejable, ya no solo por la belleza de su construcción, si no porque el simple hecho de ir, subir, caminar, mezclarse con los habitantes de la isla, meditar, admirar y vivir la espiritualidad que trasmite este impresionante templo.

Rumbo a Ayutthaya… por supuesto en tren!

Hoy he querido recordar uno de los momentos que mas disfrute de mi viaje a Tailandia, ya que me hizo valorar las cosas importantes de la vida, y no fue otro que un simple viaje en tren desde Bangkok hasta la cuidad antigua de Ayutthaya, visita obligada si visitamos este estupendo país.

Una excursión de un dia que me permitió descubrir muchas cosas, pero sobretodo me enseño a que la vida hay que tomársela con parsimonia y disfrutar cada segundo de ella. Cuando planee mi viaje a este país tenia muy claro que quería visitar esta capital antigua tailandesa por mi cuenta, y sobretodo en tren, ya que me habían dicho es una forma estupenda y amena de trasladarse y no se equivocaban desde luego, os puedo asegurar que no os vais aburrir en el transcurso del trayecto que dura entorno a 2 horas  para recorrer solo los 71 km que la separan de Bangkok, por lo que imaginaros como es la experiencia.

Train plate

El tren sale desde la estación de Hualamphong cada hora mas o menos y no es necesario reservar billete, lo podemos comprar en la estación por el módico precio de 15 Bth, o lo que es lo mismo no llega ni a los 50 ccéntimos!! para un asiento de tercera clase, que hay que decirlo, no son muy cómodos pero si están mas o menos limpios pero sobretodo es que nos va a ofrecer la posibilidad de conocer mucho sobre la cultura de este país.

DSC_0398

DSC_0405

Una vez dentro nos instalamos en los asientos, algunos de madera otros forrados con espuma, todos dobles. El calor húmedo se hace presente en cuanto entras, ya que aquí no existe ni el aire acondicionado y nos lujos occidentales, aquí el poco aire que se tiene proviene de los ventiladores que hay colgados en el techo y del que entra a través de las ventanas.

DSC_0483 El tren se empieza a mover rumbo a nuestro destino, balanceando con suavidad los vagones. La velocidad que coge el tren es muy muy escasa, a veces incluso llegando a desesperar las intermitentes y largas paradas que hace en mitad del camino sin explicación alguna, lo que sin duda nos brinda la oportunidad de disfrutar de lo que tenemos alrededor.

DSC_0410

Vendedores ambulantes pasean por los pasillos ofreciéndonos sus productos a viva voz, como no la mayoría nos ofrece comida, algo de lo mas común en Tailandia, ya que recordemos es el país donde mas he visto comer en la calle. Una cosa que me llamo la atención es que muchos de ellos lo cocinan en sus casas, lo ponen en sus cacharritos y salen a venderlo al tren, aquí sin duda hay que buscarse la vida para vivir.

Otra de las cosas que mas disfrute de este viaje es de la cosa tan sencilla como las ventanas. Siempre están abiertas debido al calor que se siente en el interior del vagón, Para mi es como si me hubieran dado alas, el poder asomarte a través de ella y sentir la brisa en tu cara mientras admiras el paisaje que nos ofrece esta parte de Tailandia.

DSC_0419

DSC_0411

Pero lo que sin duda recordare toda mi vida y mas me aporto a nivel personal fue el contacto con la población tailandesa. Sin duda alguna siempre diré que con lo que me quedo de viajar aparte de los bonitos paisajes, lugares, monumentos es el poder abrir mi mente a diferentes culturas y esta especialmente me maravillo, debido a la sencillez y sosiego que transmiten. El simple hecho de ver a una niña jugar con una mariposa de plástico a la que le falta un trozo de ala, o a otro niño disfrutar cuando su madre la compra una bolita minúscula de helado, esa sonrisa y felicidad que transmite… o cuando un joven adolescente se levanta y cuida de una persona que es mas mayor que el…  esas pequeñas cosas es lo que nos hace ver que todo el materialismo que nos rodea esta haciendo que dejemos de valorar lo que es realmente importante en la vida.

Thai population

 

Nunca se me olvidara el momento en que esta niña me dedico esta mirada… esa mirada curiosa y pillina cuando vio que sacaba medio cuerpo por la ventana con cámara en mano para sencillamente retratarla.

My girl

Una vez llegamos a destino nos esperaba una preciosa excursión por la capital tailandesa mas antigua Ayutthaya, precioso lugar donde pude conocer un poco mas a cerca de la historia de este pais,

Pier

Ayutthaya

Ayutthaya Buda

Peace Buda

Buda into treeAunque sin duda alguna me quedo con la estupenda experiencia del viaje en tren.

Que me decís, os animáis a un viajecito diferente?